Lección electoral. Enfocarse en segmentos.

Posted on julio 2, 2012

1


El día que todo el país estaba esperando llegó 1ro de Julio del 2012 los ciudadanos acudimos a a votar como nunca antes, los niveles de participación aumentaron en comparación con elecciones anteriores. Felicidades por eso México.

Desde ayer que comenzaron a publicarse resultados la inconformidad salió a relucir traduciéndose en insultos quejas y lamentaciones. Creo que más de uno se identificará en haber dicho, visto o escuchado frases como:

– No conozco a nadie que votara por EPN.

– No he visto un solo twit que defienda a EPN.

– Las cuentas no me dan, fue un robo.

–  El IFE tiene la culpa,

–  entre muchos otros argumentos de ese tipo.

He de confesar que no estoy para nada del lado del candidato ni el partido que obtuvo el triunfo pero reconozco que manejaron sus cartas muy astutamente, la verdad en lo personal no siento que el IFE sea el culpable, de viva voz de propios funcionaros de casilla escuché declaraciones donde dicen que todo es de buena fe, que no hay malicia dentro del IFE, que son quienes están como representantes (ciudadanos) los que tal vez se pudieron haber dejado influenciar por algún partido.

Reconozco que el PRI tenía una estrategia a diferencia de la competencia, repito estrategia, la palabra clave dentro del libro La Guerra de la Mercadotecnia, apoyado en el estratega militar Sun Tzu.

¿Por qué tu y yo no conocemos a simpatizantes del PRI?¿Son la minoría según nuestra percepción no?¿Cómo pudieron votar por el después de que hasta el cansancio publicamos una campaña antiPeña? ¿La mayoría de los jóvenes no votamos por él cómo le hizo? No me dan las cuentas!.

Trataré de ir respondiendo dichos cuestionamientos. ¿Qué hicieron bien? Encontraron un segmento, probablemente el más grande de la población de México.

–  Segmentos a descartar. Como mercadólogos sabemos que “más vale ser cabeza de Ratón que cola de León”

  • Dejaron de hablarle a los jóvenes desde el suceso de La Ibero donde se dieron cuenta que era mejor descartarlos como público meta, ahí comenzó la estrategia, en su campaña rara vez se dirigió a este público.
  • Personas informadas, con acceso a internet y redes sociales, que pudieron enterarse de todo lo que había detrás de todas las campañas. Otro segmento descartado por lo complicado de convencerlo.

Oye Iván, pero si en internet se dio a conocer toda la manipulación que había, los fallos que tuvo, cómo los medios lo apoyaban y estaban comprados, todos los días veíamos eso en twitter, facebook, demás páginas de internet y la mayoría estábamos protestando ¿por qué no se reflejó eso?

Van los números en estadísticas pura, nada de encuesta electoral.

– México tiene 112.336.538 de habitantes según INEGI.

– De esa población sólo 34.9 millones de habitantes tienen acceso a Internet, estamos entonces en que es alrededor del 30%. (AMIPCI).

– De quienes tienen acceso, el 61% utiliza redes sociales, hablamos entonces de alrededor del 21 millones de mexicanos que son usuarios de Redes Sociales en el país. Cifras proporcionadas por AMIPCI en 2011.

Es entonces solo a esa parte de la población a quien en teoría llegó la información publicada en RS. Sí, diario se comentaba. Sí todos compartían. Sí daban like. Sí comentaban. Pero fue información que estuvo navegando en círculos siempre entre la misma cantidad de usuarios.

– Públicos meta. ¿Si no puedo llegar a los jóvenes y a la parte de la población informada entonces a quién me dirijo?

  • Religiosos, devotos, entre otros, quienes no están de acuerdo con cuestiones de aborto, homosexualidad y temas de peso para algunos creyentes. El partido se mantuvo alejado de esos temas, así captura en automático otro segmento.
  • Personas de escasos recursos, la gran mayoría de la población en el país.
  • Quienes no tengan acceso a la información negativa.
  • Es impresionante que existen hogares donde falta la comida, la casa se está cayendo, pero existe una televisión o un radio prendido. ¿No son estos los medios que estuvieron manipulados.

Más estadística:

–  Según datos del CONEVAL, al 2010 el 46.2% del total de la población de México está en situación de pobreza.

Tan solo cruzando esas variables, sin necesidad de profundizar, y pensando en datos psicográficos y estilos de vida. Se puede armar un perfil de este segmento de la población.

–  Sin acceso a información.

–  La información a la que tienen acceso son medios masivos de tele abierta y algunos programas de radio.

–  ¿Leen? Si a caso leen son revistas de sociales, o periódicos que llegan a su localidad ¿quién aparecía ahí?

–  Viven al día, se conforman con alimentarse y alimentar a su familia día con día. Por años y años el PRI ha llevado despensas o ayuda a las familias de escasos recursos, creo que hasta sin necesidad de chantajear o comprar voto, aquella familia que fue beneficiada lo va agradecer y votar por quien sea que les lleve ayuda.

Aunque claro existen quienes sin cumplir con las características de los perfiles mencionados, acudieron a votar por Peña, por convicción propia. A mi percepción, la parte de la población mencionada antes es la que hizo ganador a Peña Nieto, por eso tal vez no conocemos a esos votantes del PRI, ya que la mayoría de quienes estamos leyendo esto, tenemos cierto nivel para poder tener acceso a luz eléctrica, un hogar, una computadora,  Internet.

¿Qué se pudo haber hecho? Si eras antiPeña de hueso colorado, primeramente salirte de la comodidad de tu casa o trabajo de estar frente a la computadora haciéndole mala fama al señor donde ya la tenía y salir a informar en las comunidades de todo esto que tu y yo ya sabíamos acerca de nuestro ahora Presidente.

Es por ello que la lección que nos ha dejado este período electoral, es el poder que tiene elegir un segmento y trabajar sobre el. Mis estimados lectores Todo es Merca.

Anuncios