Si no puedes con el enemigo, háblale bonito.

Posted on febrero 8, 2012

6


Hace unos meses en la ciudad de Aguascalientes se dio a conocer el Proyecto Madero, que consiste en la remodelación de una de las avenidas principales del centro histórico de la ciudad, como era de esperarse las quejas no podían faltar, hubo descontento de parte tanto de los comerciantes de la zona como de los ciudadanos por tal remodelación, alegando con el bloqueo de la calle se vería afectada la economía (comerciantes) y causaría grandes problemas de tráfico (ciudadanos), personalmente me tocó escuchar por medio de la radio una cantidad de quejas, yo hubiera pensado que el proyecto desaparecería.

Días atrás visité el Centro Histórico y me topé con esto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Qué tiene que ver esto con marketing?
Nuevamente campañas sociales. Desconozco por parte de quien nació la idea de manejar de tal manera el proyecto pero me pareció bastante inteligente esta acción que bien entra como una campaña social, si recordamos que dichas campañas buscan cambiar conductas y pensamientos en la sociedad.

Primeramente, el cubrir la zona donde se está trabajando es un acierto, pero cubrirla contándote una historia se lleva un aplauso. Todo el perímetro está rodeado de estas lonas donde van relatando desde el momento en que inició la Calle Madero, cómo fue tomando nombre, reconocimiento, los establecimientos que en aquellos años fueron íconos de la ciudad y parte de la historia de la misma, como la primera agencia de autos, la primera farmacia, la importancia que tiene tal calle debido a que por ahí transitan los desfiles de los días festivos y el muy tradicional Desfile de Calaveras originario de ésta ciudad, “todo lo que quería trascender debía pasar por la Madero” dice uno de los textos.

Como todos los comercios importantes se ubicaron en su momento en tal calle, cuentan que de ahí nació la expresión vámonos A Maderear.

Llamó también mi tención que menciona que a principios del siglo XX hubo algunos conflictos a raíz de una remodelación que hubo de esa misma calle, “conflictos que hoy en día se cuentan como situaciones simpáticas o chuscas” con esa sola frase siento que reconfortan de alguna manera a los ahora afectados por el cierre de la calle.

Yo que no soy originario de esta ciudad, y me entretuve bastante leyendo las historias que relata el corredero en las protecciones con las que aislaron los trabajos de remodelación, pero lo más curioso es que incluso la misma gente propia de ésta ciudad se detenía a enterarse de la historia de la calle.

Ustedes ¿qué piensan de la forma en cómo manejaron el caos y lo transformaron en una oportunidad para retomar la historia de una calle y generar simpatía por el proyecto?.

Si no puedes con el enemigo…háblale bonito!

@ibanaranda

Anuncios
Posted in: Campaña Social